Las cartas nigerianas son un tipo de fraude informático que tiene como objetivo conseguir solapadamente el acceso a la cuenta bancaria de un usuario, o extorsionarlo para conseguir su dinero de una manera diferente.

El tema estándar explotado por las cartas nigerianas es la necesidad de mover grandes sumas de dinero a nivel internacional. Un spammer normalmente cuenta una historia intrigante de millones de dólares que ha adquirido semi-legalmente. Por ejemplo, este dinero puedo ser robado de inversiones extranjeras o subvenciones de la ONU. El spammer luego pasa a explicar por qué no puede utilizar su banco local e informa al destinatario que necesitan con urgencia una cuenta en un banco extranjero donde el dinero “gris” pueda ser transferido. Otra versión típica es que el dinero se ha obtenido legalmente o recibido de un testamento, pero es imposible recibirlo en efectivo en ese país debido a la inestabilidad política.

Usualmente, se le pide al destinatario de la carta nigeriana que brinde asistencia para obtener el dinero en efectivo. A cambio se les ofrece una recompensa del 10% al 30% del monto total.

Los usuarios más ingenuos permiten que los estafadores accedan a su cuenta bancaria a los efectos de llevar a cabo la transacción. El resultado es predecible: todo el dinero del destinatario es extraído de su cuenta bancaria. Otro truco que los criminales utilizan es pedir un pequeño avance (por lo general varios miles de dólares) a fin de poder “ejecutar un procedimiento necesario”, con la promesa de grandes ganancias para el “prestamista”. No hace falta decirlo, los estafadores desaparecen del mapa en cuanto reciben el dinero. A veces incluso los defraudadores tratan de persuadir al receptor de viajar a Nigeria o a algún lugar similar. Como resultado, la víctima es chantajeada o amenazada.

Este tipo de spam se diferencia de los otros en que los spammers tienen que mantener una correspondencia con los destinatarios y esto significa que la dirección del remitente e incluso el número de teléfono proporcionado son legítimos y pueden ser fácilmente rastreados por las fuerzas de seguridad.

A este tipo de spam se lo conoce como “Cartas nigerianas”, ya que fue creado en ese país. En 2005, los spammers locales incluso recibieron un premio denominado Anti-Nobel de Literatura. ¿Por qué Nigeria? Este país tiene fama de ser uno de los más corruptos del mundo. Veinte años de caos político y de dictadura militar han dado lugar a una ola de crímenes. En la actualidad, el fraude nigeriano es el cuarto en el mundo en términos de ingresos recibidos.

Miles de personas en todo el mundo todavía reciben correos electrónicos de “ex dictadores”, empresarios nigerianos inexistentes o empleados de los ministerios de Nigeria. Sin embargo las cartas nigerianas durante mucho tiempo han sido enviadas por spammers de diferentes países.

De hecho, los spammers reaccionan rápidamente a las situaciones de todo el mundo, en constante búsqueda de zonas inestables. Esta es la razón de la aparición de las Cartas de Kenia o de Filipinas.

Durante la guerra en Irak, se realizaron envíos de spam que contenían cartas iraquíes con información sobre dinero robado durante las operaciones militares en ese país. Los autores de estas cartas, por lo general, utilizaban nombres ficticios. Aunque, a veces, empleaban los nombres reales de altos funcionarios iraquíes.
Una carta nigeriana típica

nigerian_01

A veces, entre las cartas nigerianas, se pueden encontrar algunas obras maestras. Éstas fueron, obviamente, escritas por personas con un gran sentido del humor. Miles de estas cartas se distribuyen a través de Internet, y son los propios usuarios quienes las envían a los demás como muestra de un texto divertido. El ejemplo más claro de una “obra maestra” de este tipo es la emocionante historia del astronauta nigeriano que hace 14 años fue enviado a la estación espacial soviética Soyuz y ahora los rusos se niegan a traerlo de vuelta a la Tierra, ya que es demasiado caro. Durante todos estos años, su salario se ha transferido a su cuenta bancaria y ahora los familiares del astronauta piden ayuda de los usuarios para emplear esta suma astronómica de dinero para ayudar al astronauta a volver a casa. Un usuario atento reconocerá la fecha del primer envío de la carta: abril de 2004 (el 12 de abril es el Día del astronauta en Rusia)

Asunto: Un astronauta nigeriano necesita tu ayuda
 

Dr. Tunde Bakare Gerente de Proyecto de la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo Espacial (NASRDA) Parcela 555 Misau calle PMB 437 Garki, Abuja, NIGERIA

Estimado Señor

SOLICITUD DE ASISTENCIA ESTRICTAMENTE CONFIDENCIAL

Soy el Dr. Tunde Bakare, el primo del Astronauta Nigeriano, el Mayor de la Fuerza Aérea, Abacha Tunde. Él fue el primer africano en llegar al espacio cuando hizo un vuelo secreto a
la estación espacial Salyut 6, en 1979. También estuvo en un vuelo espacial soviético posterior: Soyuz T-16Z a la estación militar soviética secreta espacial Salyut 8T, en 1989.

Él se quedó varado allí en 1990, cuando se disolvió la Unión Soviética. Los miembros soviéticos de la tripulación regresaron a la tierra en la Soyuz T-16Z, pero su lugar fue ocupado por el retorno de la carga. Ha habido vuelos ocasionales de suministros para mantenerlo con vida desde ese tiempo. Él está de buen humor, pero quiere volver a casa.

En los 14 años que ha pasado en la estación, ha acumulado casi $ 15.000.000 de dólares americanos. Este dinero está puesto en un fideicomiso en la Asociación Nacional de Ahorro y Confianza de Lagos. Si somos capaces de obtener acceso a este dinero, podremos pagarles a las autoridades espaciales rusas para un vuelo de regreso desde Soyuz para traerlo de vuelta a la Tierra. Me han dicho que esto va a costar $ 3.000.000 dólares americanos. Ahora bien, para poder acceder a su fondo fiduciario necesitamos su ayuda.

En consecuencia, mis colegas y yo estamos dispuestos a transferir el importe total a su cuenta, ya que los funcionarios civiles tenemos prohibido por el Código de Conducta Bureau (La ley de Servicio Civil) abrir y operar cuentas en el extranjero bajo nuestros nombres.

No hace falta aclarar que la confianza que depositamos en usted en este momento es enorme. A cambio, nos comprometemos a ofrecerle el 20 por ciento de la suma transferida, mientras que el 10 por ciento se destinará a gastos imprevistos (interna y externos) entre las partes en el curso de la operación.

Le pedimos amablemente poder agilizar la acción ya que estamos retrasados para incluir el pago inicial en este trimestre financiero.

Por favor, acusar el recibo de este mensaje a través de mi número directo 234 (0) 9-234-2220.

Atentamente,

Dr. Tunde Bakare Gerente de Proyecto Astronáutico